Skip to content

Tecnología

La tecnología de software basada en la IA de TOPseven se utiliza para el control automatizado de los drones para la inspección de las turbinas eólicas terrestres y marítimas.

Nuestra tecnología

El software TOPseven se basa en una solución interactiva de Web3D así como en georeferenciación, que se ha utilizado durante más de 20 años en diversos campos. En los últimos años, el software ha sido mejorado con una solución fácil de usar para el control automatizado de los drones y finalmente adaptado a la industria eólica.

La IA y el software basado en la nube

TOPseven DrohneDebido al rápido desarrollo del software y el hardware, los drones pueden hoy en día realizar inspecciones de instalaciones industriales a bajo costo. Como especialista en el desarrollo de software 3D, TOPseven ha desarrollado esta tecnología aún más, llevando la inspección de aerogeneradores con drones a un nuevo nivel con su software apoyado por la IA. Nuestros drones vuelan autónomamente desde el despegue hasta el aterrizaje, ya que las rutas exactas de vuelo se calculan de antemano con el apoyo de la inteligencia artificial.

Cómo funciona

Antes del vuelo de inspección, se realiza una medición exacta y protegida por patente de la turbina, es una misión de calibración automática apoyada por la inteligencia artificial. Este “dimensionamiento” de la turbina eólica toma unos 20 minutos y captura las dimensiones esenciales de la turbina (por ejemplo, altura del cubo, diámetro del cubo, orientación de la turbina eólica, longitud de las palas del rotor, posición de las palas del rotor, desviación de las palas del rotor, etc.). A partir de estos datos se genera automáticamente un modelo CAD específico que sirve de base para el cálculo de los puntos de ruta del vuelo de inspección autónomo a lo largo de un objeto. Este procedimiento está sujeto a la protección de patentes y permite que el dron realice un despegue reproducible y con precisión de centímetros. Para la siguiente inspección en la misma turbina eólica, sólo es necesaria una breve calibración.
El software de control TOPseven es capaz de dejar que el dron vuele de forma autónoma a una distancia ajustable de hasta 3m a lo largo de un objeto. El número y la resolución resultantes de las imágenes pueden ser calculados en tiempo real y cambiados en cualquier momento dependiendo de la situación. Así pues, el TOPseven establece nuevos estándares en cuanto a precisión, calidad de los datos y utilidad de las inspecciones con drones.

Evaluación

Después de que las imágenes hayan sido tomadas por el vuelo automatizado, pueden ser subidas al servidor de TOPseven para su posterior procesamiento en cualquier momento. Allí comienza la optimización del color y el tamaño de las imágenes para presentarlas al inspector de forma procesada y ordenada. Este puede ahora inspeccionar con precisión las superficies, medirlas, categorizar los daños y así crear un informe modular automatizado.

Hardware usado

TOPseven DJI DrohneTanto para la medición de la protección contra rayos como para la inspección visual, TOPseven utiliza los multitalentos de alta precisión de la serie DJI Enterprise. El robusto diseño de estos drones y la flexibilidad innovadora permiten una amplia gama de aplicaciones específicas de la industria. Además de las características especiales de vuelo, la plataforma del dron DJI Enterprise también ofrece la posibilidad de acoplar una cámara, así como el sensor de campo tridimensional de desarrollo propio para la medición de la protección contra rayos sin contacto, simultáneamente como carga útil al cardán (estabilizador de cámara) y para controlarlo con el software TOPseven. Esto permite inspecciones a una temperatura de -20 °C a + 50 °C y una velocidad máxima del viento de 12 m/s. Con un peso de hasta 5 kg, el dron alcanza un tiempo máximo de vuelo de 33 minutos. El software TOPseven para el control de la cámara incluye automáticamente efectos de luz y contrastes en las imágenes, lo que da como resultado una resolución y una calidad de imagen muy altas. Con el actual sistema de cámara “State of the Art” de Zenmuse, TOPseven alcanza una resolución de 3 píxeles / mm.

Protección contra rayos

En sólo unos minutos, el dron de TOPseven comprueba la protección contra rayos de la instalación, sin contacto. Los sensores especiales detectan el defecto y pueden localizar con precisión la interrupción.

TOPseven Medición de la protección contra el rayo sin contacto: Generador de señalesGenerador de señales

Un generador de señales especialmente desarrollado alimenta señales coordinadas en los pararrayos de la raíz de la pala del rotor, generando un campo eléctrico dentro de los rangos de frecuencia aprobados. Nuestro proceso patentado ajusta automáticamente la impedancia (dependiendo de la longitud de la pala del rotor) del generador de señales cuando se alimentan las señales. El generador de señales también tiene tres salidas para que las tres palas del rotor puedan conectarse simultáneamente. Para la medición, la señal que llega a las palas del rotor puede ser controlada individualmente por radiocomunicación.

TOPseven Medición de la protección contra el rayo sin contacto: Localización automática de fallosSensor de campo de carga útil

La contrapartida es un sensor de campo altamente sensible desarrollado por nosotros mismos para la medición tridimensional del campo eléctrico cercano. Con un ancho de banda muy bajo y una alta velocidad de muestreo, se integra en el dron como una carga útil. El sensor mide la intensidad del campo cercano eléctrico tridimensionalmente y con una tasa de medición de 10 Hz. Mediante análisis de Fourier se evalúan las señales recibidas, generando resultados precisos sobre la funcionalidad del sistema de protección contra rayos y, en caso de interrupción, determinando su posición exacta.